Buscar

Valentina Martínez, Powerlifting vegano


Hallambarbell.com/

'Aunque duela, sonríe, y sigue". Este es el lema personal que inspira el camino de Valentina en el mundo del powerlifting, disciplina que marcó un giro de tuerca en la vida de la capitalina de 18 años: "Con Serena Abweh -deportista- me identifico un poco porque antes de empezar con el power yo también sufrí de un trastorno alimenticio en el que que llegue a pesar 36 kg y el powerlifting me ayudó a superar este proceso y me hizo más fuerte". Esta historia personal es la fuente de inspiración de la deportista que está por representar a Colombia en el Sudamericano que se disputará a mediados de septiembre en Uruguay. Los arduos entrenos del día a día están enfocados a dejar en alto el amarillo, azul y rojo en tierras charrúas. El camino no es fácil. No solo el trabajo físico y psicológico hacen parte de su estrategia para soñar en tierra celeste; el patrocinio y la falta de apoyo a deportes alternos en Colombia es otra de las luchas que debe afrontar. Pese a esta situación, la bogotana mantiene la sonrisa y el optimismo y se ve conquistando el oro en Piriápolis.

Valentina Martínez conquista los nacionales en Cali

A este proceso de Valentina hay que sumarle un punto vital que le ha permitido dar todo de sí en competencia: la nutrición vegana. "Yo empecé la alimentación vegana hace más o menos año y medio y lo del power lo empecé hace como 5 meses. De pequeña era vegetariana...Luego hubo un tiempo en que comía muy mal y me enfermé y decidí volver a retomar mi alimentación basada en plantas...Luego me conmoví mucho con el movimiento y decidí volverme totalmente vegana. Todas las ganancias y progresiones que he logrado hasta ahora han sido con dieta 100% vegana".

Leé: La historia de Isabel Romero, Invictus

"La principal fuente de proteína en mi alimentación siempre son las legumbres, principalmente arveja y lentejas. A nivel de proteína son las que siento que me aportan más y el tofu de vez en cuando...También verduras como el brócoli, hojas verdes y habichuelas. La quinoa también la utilizo bastante como complemento", destaca la atleta. Las progresiones en Powerlifting y el mundo del veganismo han sido claves en el rápido progreso de la joven atleta y entrenadora personal, que en sus tiempos libres disfruta de El Estudio de China de Tomas Collin Campbell, libro enfocado a la nutrición consciente. En 5 años Valentina sueña con "ser un buen ejemplo para el veganismo, ayudar a que la gente se enamore del estilo de vida.. Quiere demostrar que ser vegano no es sinónimo de debilidad, es más bien un sinónimo de amor, compasión y salud".