Buscar

Isabel Romero, Invictus


Getty Images

"Jugué todo el partido. Cuando empezó el juego nos anotaron, íbamos como 17-0. pero nosotras nunca nos rendimos, dijimos: ¡vamos¡ no nos vamos a dejar (...) Cuando comenzamos a anotar, nos empezamos a sentir imparables. La medalla (de bronce) fue simbólica por ser el evento (Panamericanos de Lima 2019), pero ese resultado para nosotros fue lo mejor del mundo después que nadie las había superado en 15 años.  "Nosotras llegamos con mucho amor y corazón y lo pudimos lograr". Con esta historia, Isabel , hooker de las Tucanes -Selección Colombia Femenina de Rugby- recordó junto a La 10Co una de las grandes proezas que ha logrado con su segunda casa, el equipo tricolor que la llena de orgullo cada vez que salta al terreno de juego y entona el himno nacional.

Lee también: Tucanes en Santiago de Chile, el primer capítulo de gloria

Colombia vs. Brasil. Crédito: World Rugby

El 28 de julio de este año, en la categoría de Rugby Seven, Colombia soñaba con el bronce. La fría mañana de Lima las recibía en el estadio Villa María del Triunfo. En frente estaba la potencia sudamericana, el invicto de 15 años, un récord que inspiraba respeto, sin embargo, Isabel y el equipo querían cambiar el rumbo de la historia. El camino fue arduo. A falta de segundos para concluir el match, las Tucanes llevaron al alargue tras igualar a 24. La magia y el talante sopesaron el difícil comienzo y en el tiempo extra demostraron la esencia 'Invictus' y Camila Lopera marcó el try de oro, el final.

Estas memorias resaltan en el corazón de Isabel. Una sonrisa se vislumbra bajo la tez morena y el color negro azabache de sus ojos. A sus 23 años la antioqueña quiere seguir volando con su equipo del alma, su Selección, con la tricolor que buscará conquistar el próximo gran reto: el repechaje a Tokio 2020.