Buscar

Mauricio Valencia, el rey jabalina


En Rio 2016 comenzó el ascenso de Mauricio Valencia en el atletismo adaptado- Crédito: EFE
En Rio 2016 comenzó el ascenso de Mauricio Valencia en el atletismo adaptado- Crédito: EFE

Freiman Arias es su inspiración. El entrenador y profesional en Deporte y Actividad Física de la Institución Universitaria Escuela Nacional del Deporte ha sido la pieza clave en el sueño paralímpico de Mauricio Valencia, el rey jabalina. El atleta colombiano en Rio 2016 conquistó el mundo con un lanzamiento que enlistó su primera medalla de oro en la historia de las justas.


La técnica y la fortaleza mental han sido dos de las cualidades que han estado bajo el trabajo de Arías, mentor de Valencia. El día a día se ve reflejado cuando los reflectores se encienden, las puertas del estadio le ceden el honor y el llanero alista su mejor performance. Como aquel 15 de septiembre de 2016 cuando el grito de victoria se hizo sentir con una marca de 36.65 metros en el lanzamiento de jabalina F34.


La historia dorada en tierras cariocas tan solo es una muestra del legado que ha dejado el deportista, quien desde su infancia padece una parálisis cerebral que le ha impedido mantener el control de sus extremidades inferiores pero que no le ha cegado el camino para ser el mejor en su disciplina.

El rey

 Colprensa Al Tielemans for OIS/IOC
Grito de victoria del rey jabalina. Colprensa Al Tielemans for OIS/IOC


A sus 33 años, Mauricio Valencia ha recorrido el mundo con jabalina en mano: Juegos Olímpicos en Londres 2012, los IPC Athletics World Championships en Lyon 2013 y Qatar 2015, Mundial Paralímpico de Londres 2017, entre otros.


Si bien el primer lugar fue adverso en sus primeras pruebas, con el paso de los años y la experiencia supo elegir el momento adecuado para denotar su fortaleza física y mental en competencia.



Rio 2016 fue la plaza que lo llevó a ser El Rey de la disciplina. Las medallas de oro y bronce fueron la marca para estar en el Olimpo de la disciplina.


La gesta se repitió en Tokio 2020 con plata y bronce.

Superatleta



Desde su inicios en 2010, el paraatleta ha demostrado carácter y talante para superar obstáculos: "No hay miedo. Uno debe arriesgarse a luchar por lo que quiere y, antes de que se dé cuenta, estará haciendo cosas que nunca imaginó, convirtiéndose en alguien grandioso", comentó alguna vez al diario El País de Cali.


Esta personalidad avasalladora le ha permitido ser nombrado dos veces como Mejor Deportista del año (2017 y 2019), un reconocimiento para un paraatleta que ha conservado la bandera de su nación por lo alto, que ha conservado la humildad y el carisma dentro y fuera del campo, el que mantiene la esencia de Mauricio Valencia, el rey jabalina.

 

Te puede interesar

El destino olímpico de Nelson Crispín. Tokio fue el elegido. Dos minutos, treinta y ocho segundos y doce milésimas de segundo fue el tiempo que impuso el santandereano en la categoría masculina S6 doscientos metros combinado. El oro marcó por primera vez su destino.