Buscar

La leyenda de Mariana Pajón


Desde los tres años Mariana Pajón se enamoró del mundo del BMX. Crédito: @marianapajon en Twitter
Desde los tres años Mariana Pajón se enamoró del mundo del BMX. Crédito: @marianapajon en Twitter


Manizales es su segunda casa. La "Ciudad de las Puertas Abiertas" fue la tierra donde la antioqueña disputó su primera carrera como profesional de BMX. A los 12 años comenzaba la leyenda de Mariana Pajón. La marca en campo manizalita no fue casualidad. Fue el preludio de la historia de 'Tata', la deportista de 1,58 metros de estatura que estaba destinada a conquistar el mundo en dos ruedas. Londres 2012 se engalanó como el primer gran sueño de oro de Mariana Pajón, aquel que demostró desde los cuatro años: al mando de una bici de BMX daba sus primeros pasos, los primeros pedalazos para volar en el cielo olímpico.

Los Pajón

La familia han sido el motor e inspiración para llegar a ser la número uno del mundo. Crédito: @marianapajon en Twitter
La familia han sido el motor e inspiración para llegar a ser la número uno del mundo. Crédito: @marianapajon en Twitter

No es casualidad que el bicicross haya llegado a su vida. Su hermano, Miguel Pajón, fue quien la inspiró cuando tan solo tenía 3 años. La llevó a observar una carrera donde se enamoró de la adrenalina del BMX. A partir de ese instante, la antioqueña tuvo el apoyo Carlos Mario Pajón y Claudia Londoño, sus padres. A pesar de las caídas, las lesiones y la falta de competencia del bicicross en Colombia, la familia continuó trabajando en pro de la leyenda de Mariana Pajón. En las pistas de BMX el nombre de 'La Tata' comenzó a ser reconocido. No solo en Colombia, en Estados Unidos, Europa y el continente asiático su aguerrido estilo de competencia dejaba huella. Justamente en Paises Bajos en 2003 le apodaron 'La Hormiga atómica', aquel personaje de Hanna-Barbera, que pese a su estatura, tenía un temple y una fuerza de otro mundo. La neozelandesa Sarah Walker fue quien le llamó así tras quedar impresionada por el performance de aquella niña de tan solo 11 años.

Leyenda en Londres

El 10 de agosto de 2012 Mariana Pajon y Sarah Walker se encontrarían de nuevo, pero en esta ocasión como rivales. La antioqueña era una de las favoritas a la medalla de oro. En la tarde londinese, el historia de Mariana Pajón estaba por despegar. Vestía un casco tricolor y un traje blanco que llevaba impreso en el pecho el nombre de COLOMBIA. Los jueces dieron la partida final. El mano a mano por la pista fue con Walker, la neozelandesa que batalló frente a frente con 'La Hormiga Atómica', que no dudo un segundo para mantener el ritmo y cruzar la meta con la medalla de oro a cuestas. Aquel día inició el sueño olímpico de 'La Tata', la leyenda de Mariana Pajón.