Buscar

Juan Gabriel Espinel, travesía a ciegas


Juan Gabriel Espinel por las carreteras del Parque Nacional Chicamocha.
Juan Gabriel Espinel por las carreteras del Parque Nacional Chicamocha.Crédito: Travesía a ciegas en Facebook

A punta de pedalazos un hombre quiere demostrar que los límites están en la mente. Es así como Juan Gabriel Espinel empezó su “Travesía a Ciegas”, un recorrido que realiza en medio de su discapacidad visual montado en su bicicleta en los diferentes lugares de Colombia y que promueve en sus redes sociales para llevar un mensaje de superación y de motivación en la lucha por las metas.

Momento difícil

El ciclismo es su motor de vida.
El ciclismo es su motor de vida. Crédito: Travesía a ciegas en Facebook

A sus 35 años, este santandereano con discapacidad visual se ha sabido sobreponer a un accidente que tuvo el 31 de octubre de 2007, a sus 22 años, que le hizo perder la visión. Una explosión lo llevó a un cambio de vida a pesar de que había entablado su camino como deportista desde la adolescencia. Ha sido tanta esa pasión que ya ha participado en dos ediciones de los Juegos Paranacionales y en la de 2019 ganó medalla de oro en la prueba de triatlón.

Ahora vive con intensidad la oportunidad de “Travesía a Ciegas”, donde aprovecha las redes sociales para compartir la realidad de varios departamentos (ya ha recorrido 7 de ellos) y sus realidades y cultura. Su discapacidad visual nunca ha sido una limitante en la consecución de sus metas. “Eso no me ha impedido seguir mis sueños”, dice en los espacios donde comparte su diario recorrer en bicicleta por Colombia.

Juan Gabriel y sus colegas de viaje hicieron compra de cámara para documentar esa travesía y a través de las redes sociales con cuentas en Facebook, Instagram y YouTube con el nombre @travesiaaciegas llevan todas las historias de este gran recorrido, en el que la discapacidad queda en segundo plano. Incluso, el deportista le envió un reto a Rigoberto Urán para que montaran junto bicicleta.

Asimismo, la discapacidad no ha sido una limitante para disfrutar del recorrido por Colombia. Advierte que sus compañeros le describen cómo son los paisajes que comparten de paso en las redes sociales, donde las personas que quieran darles un apoyo económico encontrarán cómo hacerlo para impulsar a este deportista que con su propio reto lleva un mensaje. Tomado de Lanotapositiva.com

Te puede interesar

El Ángel del ciclismo. Su ídolo es Nairo Quintana. Sueña llegar tan lejos como él. En el corazón de Puerto Carreño, Vichada, busca escribir su propia historia.