Buscar

Misi Arzuaga, rugby de altura


En 2017 Misi conectó con el mundo del rugby. Crédito: @misiarzuaga en Instagram
En 2017 Misi conectó con el mundo del rugby. Crédito: @misiarzuaga en Instagram

A 2558 metros de altura fue el debut. En el corazón de Bolivia, la flanker capitalina marcó su primer capítulo con la Selección Colombia de Rugby en los Juegos Suramericanos de Cochabamba 2018, marcó la historia de Misi Arzuaga, rugby de altura. Duelos inolvidables de la competencia resaltan en la memoria de Misi. El mano a mano con Perú (15-14), el knockout a Uruguay (45- 5) o la batalla ante Paraguay (19-19). El torneo en tierras del altiplano boliviano fueron el preámbulo de ensueño para su carrera: medalla de oro en Juegos centroamericanos y del caribe 2018, y Medalla de Bronce en Juegos Panamericanos (Lima 2019).

Destino rugby

La pasíón por el deporte ha sido el referente de vida de la deportista bogotana. El fútbol y el atletismo en la categoría del triple salto enmarcaron sus primeros años en competencia. Sin embargo, el destino se cruzó camino con su mentora Sol Angie Delgado, instructora de Cabras, equipo de rugby de la Universidad Nacional. La conexión con el mundo de la ovalada fue de inmediato. En medio de tries, scrums y tackles, Misi Arzuaga por fin logró alcanzar la plenitud en el mundo del deporte tras irés y venirés en sus inicios con el atletismo y el balompié.

Momentos de oro resaltan en su trayectoria como flanker. El 2 de agosto de 2018 consiguieron el anhelado título de los Juegos Centroamericanos y del Caribe en Barranquilla. Un hito para el rugby femenino en Colombia.


Rugby de altura

Ellia Green, jugadora de Australia, es su ídolo y ejemplo a seguir. Crédito: @misiarzuaga en Instagram
Ellia Green, jugadora de Australia, es su ídolo y ejemplo a seguir. Crédito: @misiarzuaga en Instagram

María Isabel Arzuaga 'Misi' es considerada una superatleta. Su porte, 1.75 cm de estatura y 72 kg de peso, le han permitido demostrar autoridad en una disciplina donde el contacto físico y la estrategia marcan la parada. Y es que cuando la ovalada está en sus manos se visualiza la potencia de un rugbier, la zancada un atleta de triple salto y la velocidad de un jugador de fútbol.


A sus 23 años es una de las líderes de la ofensiva de Tucanes. Su condición de líder le imprime experiencia y temple a la selección nacional, clave para enfrentar a combinados como el de Nueva Zelanda y Australia, dos de los rivales que Misi espera confrontar representando a la tricolor. La flanker capitalina es una de las representantes del rugby de altura, es la muestra de la cuna de jugadores que día a día se van forjando en el centro de Colombia.