Buscar

Jorge Serpa, León de Bolívar


Primertiempo.com

En el cálidas madrugadas de la sabana de Villanueva, Bolívar, el pequeño Jorge Serpa empieza el día de trabajo junto a su padre. El camino que les espera es arduo pero gratificante mientras escuchan en la radio la transmisión de la pasión que los une: el ciclismo. El pequeño de ojos negros y tez blanca, en su imaginario, busca descifrar la narración que cuenta el paso a paso de su ídolo y leyenda, Miguel Induráin. corredor español que conquista el Tour de Francia pedalazo tras pedalazo. Este es el día a día de Jorge, el niño que ordeña y lleva en su sangre la esencia de campeón, la que demuestra cada vez que decide enfocar el paso sobre dos ruedas. Como lo hace el corazón de La Heróica con su pesada compañera que de hierros que maneja con tal facilidad en los Juegos Interbarrios de Cartagena, el escenario que enmarca su gloria.

Lee también la historia Egan Bernal, destino de campeón

Miles de recuerdos transitan en su libro de vida, pistas y inmemorables pasajes que recorre con su bicicleta. El paisaje de su tierra natal, las pistas olímpicas de Atena, los 7 capítulos en el Giro de Italia, tres Tours de Francia y una Vuelta a España marcan su leyenda. Cada batalla y trayecto los acompaña con el aroma de casa; las mañanas de ganado y los campos de maíz verde que llegaban a su mesa con un suculento buñuelo que conquistaba su despertar. Esta es la vida que rodea la leyenda del 'León' de las carreteras de Colombia, el que decide regresar del retiro para sonreír y conquistar la fiel afición que escucha sus hazañas, el corazón de miles que late a mil por tripleta de oro en los Nacionales 2019.

“El cuerpo tiene memoria, paisano, eso no se olvida. Y me dio alegría volver...Puede que no tenga la fuerza de antes, pero soy más calmado, más estratega, y procuro transmitirles eso a mis compañeros... "El día que no me emocione al competir daré un paso al costado y me dedicaré de lleno a la ganadería y a la familia” / Jorge Serpa - El Espectador.