Buscar

Fabio Torres: Corazón de León


Fabio Torres en mural conmemorativo. Crédito: cpc.org.co
Fabio Torres en mural conmemorativo. Crédito: cpc.org.co


Parapowerlifter es sinónimo de rudeza y fortaleza. Denota la imagen de un un atleta que es capaz de llevar al límite los sueños. Así lo remarca la historia de Fabio Torres, Corazón de León. El paratleta que es capaz de levantar el doble de su peso y a la vez, cargar en hombros la ilusión de cientos de personas con discapacidad.


A Fabio, el hombre de corazón grande, siempre le ha interesado “echar una mano” a los demás, es por ello que desde hace más de dos años decidió que su misión en la vida se resumiría en una palabra, “ayudar”, siempre ayudar a quien lo necesite.


Comenzó con su fundación “Amor y Vida” hace años, un proyecto propio con el que decidió apoyar a aquellos que más lo requieren, “la fundación amor y vida nació desde que decidí ayudar a los niños de bajos recursos en la costa pacífica nariñense, que es donde nací. Sin embargo, siempre me he caracterizado por ser una persona que ayuda, sobre todo a los niños. Lo hago porque yo pasé por una niñez dura, yo sé que es no tener juguetes o comida”, aseguró Fabio.

Fundación Amor y Vida

Cuando inició con este proyecto no fue con pie derecho, pese a esto, él nunca se rindió, “comenzamos en pandemia, en un tiempo pesado, sin embargo, nunca nos quedó grande. Tuvimos el apoyo de compañeros del deporte, sacamos mercados y empezamos. Al día de hoy ayudo a niños, personas con discapacidad y adultos mayores, con estos últimos ya llevo un año”, manifestó el deportista, quien cada vez busca una mejor manera de extender su fundación.



Fabio Torres en el restaurante «Sabores de mi tierra»
Fabio Torres en el restaurante «Sabores de mi tierra»

Es gracias a este pensamiento que en el 2021 nace el gastro bar “Sabores de mi tierra”, un restaurante ubicado en la ciudad de Bogotá, en el barrio Puente Aranda, dedicado a la gastronomía de la costa Pacífica y la costa Atlántica del país.


Surgió como una idea familiar, no obstante, el objetivo es mucho más grande, “este es un restaurante que nació como una idea en familia, entre mi esposa y yo, pero es parte de mi fundación “Amor y Vida”, donde le damos comida a los adultos mayores. La idea es darles un almuerzo diario y creamos nuestro restaurante para reforzar a la fundación para que a ellos no les haga falta un plato de comida cuando no tengan quien los apoye”, indicó Fabio. Aunque en esta labor social lleva más de tres años, para Fabio Torres, Corazón de León, nunca es suficiente, por eso asegura que su idea es seguir fortaleciendo estos proyectos, “quiero llegar lejos y ayudar a mucha gente, quiero ayudar a personas de todo el país. En Colombia hay muchos que lo necesita y si yo puedo ayudar, quiero seguir haciéndolo”, afirmó el pesista, quien hace un llamado a unirse a su causa.

Corazón de León


Fabio Torres medallista de bronce en los Juegos Paralímpicos de Tokio / Comité Paralímpico Colombiano
Fabio Torres medallista de bronce en los Juegos Paralímpicos de Tokio / Comité Paralímpico Colombiano

Aunque durante todos estos años de carrera deportiva Fabio ha adquirido recursos económicos propios para sostener a su fundación y restaurante, siempre estará agradecido con quienes quieran ayudar en esta misión social, “el año pasado tuve un apoyo grande de una fundación de Canadá que me ayudó. Sin embargo, para lo demás, esto sale de mi deporte, de lo que hago con mis triunfos o de lo que me aporten mis compañeros. Me gustaría que más gente conociera esta labor y se uniera a ayudarnos entre todos”, dijo Torres.


Este año su objetivo más que nunca será seguir creciendo, por ello hace una invitación, “apoyemos a la gente que podamos, apoyemos a quienes se benefician de las fundaciones. Tengan un corazón grande, eso trae recompensas”, esa es la esencia de un Corazón León, el espíritu de un guerrero. ** Adaptación de Comité Paralímpico Colombiano