Buscar

Bryan Campiño, rugby a la Marsellesa


Jugar rugby es una experiencia que transforma vidas, es un estilo de vida que va ligado a cambios y que tiene una moraleja importante, siempre avanzar. La consigna de seguir adelante en el mundo de la ovalada se fortalece en cada paso, y este es el caso de Bryan Campiño, rugby a la marsellesa, el caleño que con disciplina y orgullo representa al país en Francia.

Su proceso en Tucanes pasó por todas las etapas y modalidades, y ahora a sus 27 años, nos comparte un poco de su historia como jugador, que se desarrolla en tierras galas.

Hace cuanto estás jugando en el exterior. ¿En qué club? ¿Qué división? Posición.

Llegué en en octubre del 2017 a Mirande, para jugar en Fédérale 2, pasé dos temporadas ahí. En el 2019 llego a la ciudad de Pamiers donde juego actualmente en Fédérale 1 de wing.

¿Cómo ha sido la experiencia de jugar fuera del país? ¿Con qué rugby te encontraste? ¿Porqué y como tomaste la decisión de jugar fuera del país?


Bryan Campino con su nuevo club en Francia./ Photo DDM
Bryan Campino con su nuevo club en Francia./ Photo DDM

Es una experiencia muy enriquecedora tanto en lo profesional como en lo personal, un rugby mucho más estructurado ,físico y rápido. Siempre tuve en la cabeza intentar jugar en el nivel más alto posible y pues eso era en el exterior. Tuve la oportunidad de conocer a Carlos Château que jugaba en Francia y me puso en contacto con el club al cual llegué por primera vez, después de 2 intentos en 2014. Finalmente todo se dio en 2017.

¿Qué aprendizajes en Colombia han sido un factor clave en tu carrera como rugbista profesional?

Siempre ir con la cabeza, en alto y enfocada. Que cuando estoy afuera estoy representando un país y tengo que dar lo mejor de mí, demostrarlo tanto dentro y fuera de la cancha.

Una anécdota para compartir de este proceso en el exterior.

La sorpresa de las personas al saber que vengo de Colombia puesto que no lo tienen referenciado como un país de rugby, sino de fútbol y ciclismo.


Rugby a la Marsellesa

¿Qué ha sido lo más difícil de este proceso?

Siempre será difícil salir de casa a un país con una lengua y cultura diferente sin tener familia ni nada alrededor.

Consejos para los jugadores que están detrás y admiran este proceso y paso al rugby profesional.

Siempre ser la mejor versión de sí mismo, teniendo la satisfacción de dar el 100% en lo que se haga. Al final, tarde o temprano, el trabajo duro y honesto tiene su recompensa.

Algún agradecimiento especial

A mi familia que me ha apoyado, así sea duro estar sin ellos ,a mi club Sultanes que fue donde aprendí sobre el amor al rugby y en especial a Mario Fajardo mi primer entrenador, que me enseñó las bases del rugby y a todas las personas que fueron parte del proceso para bien o para mal.

Así Cierra Campiño, un jugador de gran corazón, empuje y talante. Él es un orgullo para Colombia, para el rugby a la marsellesa.. ** Republicación Fecorugby Tucanes

 

Te puede interesar

"Conseguirle la casita a mi madre'. Este es uno de los deseos más grandes del back de la Selección Colombia. A sus 27 años, el velocista, como se le conoce a nivel continental por su potencia y agilidad en el campo, trabaja arduamente con Cafeteros Pro para alcanzar el anhelado sueño y para seguir reescribiendo a Arley Urrutia, rugby y leyenda de Apartadó.